Si has pasado por una cirugía de aumento de pecho en el pasado y ahora vas a ser madre, una de las dudas que pueden surgirte es si vas a poder darle el pecho a tu bebé. Hay muchas creencias sobre la imposibilidad de llevar a cabo la lactancia en esta situación, ya que se suele pensar que las glándulas pierden su capacidad para producir leche. Pero ¿esto es cierto?

La glándula mamaria no debe encontrarse afectada
El mayor problema que puede surgir tras una cirugía de aumento de pecho es que la glándula mamaria se haya visto afectada. Esto puede darse «si es una remodelación en una mama tuberosa o en una mama que ha caído mucho, hay que elevar modificando la mama y tenemos que tocar la glándula», como explica la Dra. Nélida Grande Mieza, cirujano plástico y vicepresidenta de Cirugía Estética de SECPRE.

En estos casos, puede que haya que la lactancia no se pueda llevar a cabo. Pero, un aumento de mamas simple no afectará a la glándula mamaria, por lo que se podrá dar el pecho al bebé sin problemas. La Dra. Obdulia Cañadas Moreno, cirujano plástico y Vocal de Seguridad de SECPRE, apunta que «si la madre lo desea y tiene una subida de leche normal, no hay contraindicaciones de entrada por ser portadora de prótesis».

La posición de la prótesis es importante
Cuando hablamos de cirugía de aumento de mamas y su compatibilidad para dar el pecho durante la maternidad no hay que obviar la posición de la prótesis. Esta puede colocarse detrás del músculo o por delante. Como explica la Dra. Obdulia: «cuando la prótesis está bajo el músculo está más alejada de la glándula al tener una cobertura mayor».

Por ello, podría pensarse que esta colocación es la mejor, sin embargo, no tiene por qué haber problemas en las «diferentes formas de entrada para colocar la prótesis: vía axilar, periareolar inferior y vía submamaria», como indica la Dra. Nélida. Si bien la preferencia es bajo el músculo, en el resto de los casos la lactancia no tiene por qué interrumpirse, a menos que se produzca una atrofia de la glándula por una prótesis muy grande.

Cómo influye la lactancia en las mujeres en el riesgo de desarrollar futuras enfermedades cardiovasculares
Nunca se debe realizar la cirugía durante la lactancia
La cirugía de aumento de pecho debe hacerse antes o después por las siguientes razones. La Dra. Nélida explica que «el estímulo de la cirugía aumentaría la producción de la leche y puede dar problemas de infección y seromas de leche». A menos que sea imprescindible, lo mejor es esperar a dejar de dar el pecho «de 3 a 6 meses», como apunta la Dra. Obdulia.

Además, es interesante esperar a realizar una cirugía de aumento de pecho después de la lactancia porque este suele cambiar. Hay mujeres que aumentan una talla y si se habían sometido a esta intervención antes puede que se planteen una reducción del pecho. Por tanto, mejor esperar.

No hay nada que impida a una madre dar el pecho si se ha sometido a una cirugía de aumento previamente. A menos, como mencionamos, que las glándulas mamarias se encuentren afectadas. No obstante, hay varios factores que pueden influir en poder dar el pecho o no, y no todos tienen relación con una cirugía de estas características.
Fuente SECPRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.