600-01275694© MasterfileModel ReleaseMan Getting Botox

La aparición de las primeras arrugas faciales, una nariz torcida tras un golpe jugando al baloncesto, acumulación de grasa en el abdomen, estas son algunas de las inquietudes que llevan cada día al varón con más naturalidad ante las clínicas de cirugía estética a fin cuidar su imagen y mejorar su autoestima.

 

La cirugía estética masculina está en auge. El gran aumento que ha experimentado en la última década se aprecia en que cada vez los hombres se cuidan más, y ello es debido principalmente a un gran cambio cultural.

Según explica el doctor Federico Pérez de la Romana, cirujano plástico y estético, el aumento de la preocupación de los hombres por su aspecto se debe a un “mayor culto al cuerpo, una mayor exposición en redes sociales, cambios culturales en la sociedad…”, entre otros motivos, “como el impulso del movimiento gay”, añade el doctor.

Si bien hace años las cifras de demanda de cirugía estética masculina se situaban en torno a un dos por ciento, las cifras apuntan ya a una demanda de entre el 5-10 por ciento.

Es más, “en determinadas épocas del año y en función de la región, este dato puede elevarse al 15-20 por ciento”, un aumento que se daría sobre todo en verano y en las zonas costeras así como las grandes ciudades, matiza el doctor.

Las principales inquietudes estéticas del varón, a juicio del doctor Pérez de la Romana, pasan principalmente por su cara y, seguidamente, por el resto del cuerpo.

Mientras que es en los más jóvenes entre quienes se concentran las intervenciones por problemas estéticos de tipo congénito, en las edades más avanzadas las más solicitadas por los hombres van dirigidas a rejuvenecer el rostro.

Las técnicas de cirugía estética masculina más solicitadas
La demanda de cirugía estética masculina pasa tanto como para corregir algunas partes tanto de su rostro como del resto del cuerpo. Según el facultativo, por lo general, este tipo de técnicas quirúrgicas “son cortas, con anestesia local y sedación, permitiendo que el paciente vuelva a casa el mismo día, lo cual no les interrumpe mucho su vida”.

Así pues, las siguientes intervenciones estéticas son las más realizadas entre los hombres:

1.- Rinoplastia
Se trata de la cirugía de remodelación nasal. Es la cirugía estética masculina más frecuente, sobre todo entre los más jóvenes.

2.- Ginecomastia

Consiste en el aumento del tejido mamario en el hombre, que puede afectar a una o a las dos mamas y a veces también va acompañado de un desarrollo de la grasa de la región mamaria.
La reducción de esta acumulación de grasa es la segunda cirugía estética masculina más frecuente y la que más preocupa a los jóvenes.

3.- Mentoplastia (o genioplastia)
Consiste en la corrección de las deformidades del mentón mediante la introducción de una pequeña prótesis o con grasa del propio cuerpo.

4- Liposucción
Consiste en eliminar la grasa acumulada en ciertas zonas del cuerpo. Las más frecuentes son el abdomen, las caderas y los flancos.


5.- Abdominoplastia

Consiste en la técnica combinada de liposucción de los flancos y el abdomen y a la vez la extirpación de la piel sobrante en la región abdominal.

6.- Otoplastia
Consiste en la corrección de las orejas cuando son excesivamente grandes o están muy separadas.
Es una de las intervenciones que más se practican entre los pacientes más jóvenes

 

7.- Aumento de pectorales y glúteos
El aumento de pectorales consiste en la introducción de prótesis de silicona con aspecto de músculo pectoral en el tórax mediante una incisión en el lado lateral de la axila. Mientras, el aumento de glúteo consiste en la introducción de prótesis glúteas de silicona, mediante una incisión en el pliegue interglúteo.

En edades superiores, las intervenciones de cirugía estética masculina más solicitadas son las dirigidas a rejuvenecer el rostro: Lifting facial y del cuello (lifting cervicofacial) y Blefaroplastia o rejuvenecimiento de los párpados.

Deja un comentario