El envejecimiento facial desde la Medicina Estética

drceballos No Comments
envejecimiento

La Medicina Estética se ha convertido en un referente para quienes desean hacer frente a los efectos del envejecimiento. Sus tratamientos no invasivos y, en muchos casos, inmediatos son una alternativa a la cirugía a la que recurren tanto hombres como mujeres.

Todo ello ha provocado una evolución impresionante de la Medicina Estética, que avanza rápidamente gracias al estudio del envejecimiento y la tecnología de vanguardia utilizada en los tratamientos.

Células madre, el futuro de las técnicas médico-estéticas

En el último Congreso Nacional de Medicina Estética (SEME) se expuso que las células madre, su secretoma y sus aplicaciones prácticas serán, muy probablemente, parte de las soluciones médico-estéticas del futuro, gracias a su capacidad regenerativa. Pero, por el momento, los médicos estéticos son capaces de realizar estudios sobre el estado de la piel y de la zona concreta a tratar, incluyendo análisis sobre la disposición de las grasas, flexibilidad de los tejidos, oxigenación de los mismos… Por eso, el uso de aparatología diagnóstica, como la dermatoscopia o la ecografía son usadas de forma habitual en las consultas.

La preocupación estética más habitual entre los pacientes de medicina estética es el envejecimiento facial, que es también uno de los grandes retos para cualquier profesional relacionado con la estética

“Los rasgos faciales no paran de cambiar a lo largo de los años, la única excepción es la distancia entre los ojos, que se mantiene constante. Por eso, consideramos tan importante el estudio a través de imagen (fotos, ecografía, dermatoscopia), ya que no sólo nos van a ayudar a valorar los resultados obtenidos, sino a mantener una coherencia con los rasgos naturales a lo largo del tiempo”, comenta la Dra. Concha Obregón, miembro de la junta directa de la SEME.

Asimismo, la Sociedad Española de Medicina Estética insiste en concienciar acerca del verdadero objetivo de la Medicina-Estética, que es ayudar a los pacientes a mejorar su bienestar físico y psicológico, así como prevenir un deterioro acelerado resultado de malos hábitos y/o enfermedades. Por eso, la elaboración de una historia clínica en detalle y con profundidad que solo puede ser realizada por un médico, es esencial para el buen desarrollo de los tratamientos médico-estéticos.

Fuente:consalud.es

Los tratamientos estéticos que triunfarán en 2019

drceballos No Comments
mentoplastia

Debido especialmente a las nuevas tecnologías y a una sociedad muy preocupada por su imagen para aparecer perfecta en selfies y redes sociales, la demanda en tratamientos estéticos nunca había sido tan alta.

De hecho, según la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, el número de procedimientos estéticos mínimamente invasivos ha aumentado casi un 200% desde el año 2000, sin indicios de desaceleración. Los avances en tecnología e investigación están en sintonía con la demanda de los consumidores, y próximamente tendremos en el mercado nuevos procedimientos.

Pero, ¿cuáles son los procedimientos que se espera que sean los más demandados este año?

1. Rellenos faciales. Los productos y sustancias de relleno son más accesibles que nunca. Es más, se dice que es la era de los procedimientos estéticos médicos mínimamente invasivos.  Y es que, los inyectables, los láseres y el rejuvenecimiento de la piel son procedimientos rápidos que muchos pacientes aprovechan para realizar, por ejemplo, a la hora de la comida, en muchos casos con efectos inmediatamente visibles y con incorporación inmediata a la vida cotidiana.

2. Tratamientos poco invasivos y de inmediata recuperación. La vuelta inmediata a la vida cotidiana tras someterse a un procedimiento estético mínimamente invasivo, llama la atención a todas aquellas personas que no quieren revelar que se han sometido a un tratamiento, o que no pueden cogerse un periodo de baja para recuperarse. Por otro lado, se estima que más del 15% de los pacientes son hombres, y ese número aumenta cada año. Este aumento se debe probablemente a la disminución del estigma social asociado a los procedimientos estéticos elegidos.

3. Tratamientos más naturales. Los aumentos desproporcionados del pecho, los labios con exceso de relleno, o demasiados rellenos faciales son tendencias que están por desaparecer. Los pacientes ahora desean cada vez más mantener su estructura facial general, sus rasgos familiares heredados y, en general, desean parecerse a ellos mismos, pero mejorando ciertos aspectos para conseguir su mejor versión.

4. Procedimientos ”nicho”, muy concretos y específicos. Estos métodos para resolver pequeños defectos faciales y corporales pero molestos, están aumentando en popularidad. Estos incluyen el uso de rellenos en lugares distintos al pómulo tradicional, como el lóbulo de la oreja, o el puente de la nariz durante una rinoplastia no invasiva. Otro procedimiento es acortar el espacio entre la nariz y el labio, conocido como ”el arco de Cupido”.

5. Procedimientos para mejorar el contorno corporal. Los tratamientos e intervenciones para mejorar el contorno corporal seguirán en auge, desde los menos invasivos como la mesoterapia o la radiofrecuencia, hasta técnicas tradicionales como la liposucción, o el ya conocido lipoláser, con el que se consiguen muy buenos resultados con un tiempo de recuperación récord.

6. Los tratamientos preventivos, los más solicitados. Si 2018 ha sido el año en que la cirugía plástica y las mejoras estéticas se han convertido en algo normal y al alcance de todos, 2019 será el año del retoque, con pequeñas correcciones en la cara y el cuerpo, pero siempre con resultados naturales.Así, un mayor número de pacientes se someterán a tratamientos más temprano, y a una edad más temprana como tratamiento preventivo.

Fuente: consalud.es

 

Retoques en Navidad

drceballos No Comments
blefaroplastia-parpados-madrid

Diciembre parece ser el elegido para decidirnos a someternos a un tratamiento de medicina estética. De hecho, según los expertos, tanto las clínicas como los quirófanos experimentan un pico de actividad en estas fechas. Los más demandados siguen siendo los menores o micro-retoques: inyecciones de bótox o rellenos faciales como el de ácido hialurónico. “Son intervenciones flash con un proceso de recuperación muy rápido, salvo que haya alguna complicación (como pinchar una vena y que salga un pequeño hematoma). Por regla general, al someterse a estos tratamientos, la única señal que queda de haberlo hecho a las 24 o 48 horas es el de la mejora por lo que es muy habitual hacérselo en Navidad para una cena, comida o cualquier otra celebración”, señala el doctor Jesús Benito Ruiz, presidente de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP).

Pero también aumentan aquellas intervenciones que requieren pasar por el quirófano como el aumento de pecho, rinoplastia para mejorar el aspecto de la nariz, blefaroplastia (para tratar la caída de párpados) u otoplastia (cirugía de las orejas). ¿Y por qué se eligen en estas fechas? Es una cuestión de tiempo puesto que una semana de vacaciones es tiempo suficiente para una buena recuperación, dado que las cirugías son menos agresivas, los postoperatorios más cortos, menos aparatosos y llamativos y más llevaderos. “Como tenemos unos días de vacaciones se aprovecha para operarse y recuperarse sin tener que dar explicaciones y volver a la rutina sin señales o que éstas sean fácilmente ocultables”, aclara. Pero igual que aumenta la demanda, también las ofertas. ¡Ojo con ellas!

¿Precios bajos? Desconfía

Las ofertas en medicina o cirugía estética resultan muy tentadoras pero tienen sus riesgos, ya que puede que se esté utilizando un producto de peor calidad o que el profesional que lo esté realizando no sea el que ofrezca mejores garantías. “Siempre hay que desconfiar de las ofertas en medicina porque ésta, por definición, es cara. Y los productos también. Por ejemplo, el ácido hialurónico de alta calidad, purificado que vende un laboratorio farmacéutico en jeringas estériles es caro. Sin embargo, una ampolla o un vial de esta misma sustancia comprada por internet en el mercado chino o coreano es más barato”. Para que no te den ‘gato por liebre’, lo mejor es que te pongas en mano de un buen profesional. Aunque no siempre es fácil acertar.

“En este campo, hay bastante intrusión. Es decir, hay médicos que, sin ser especialistas en este campo, ofrecen estos servicios, sobre todo los inyectables. En este sentido, nuestro consejo es claro: la persona que vaya a someterse a este tipo de intervenciones debe informarse bien sobre las credenciales del profesional que les va a atender y averiguar si pertenece a alguna organización profesional”, advierte el doctor Benito.

Y es que los colegios médicos no obligan a depositar el título de la especialidad. Con lo que las sociedades científicas son una manera de asegurarse de que el especialista que te atienda está en posesión del título de cirujano plástico. “Las complicaciones en bótox o rellenos pueden ser menores, pero sí puede haber riesgos en láser, por no hablar de una mala praxis en aumento de pecho, por ejemplo. Es muy difícil arreglar una operación de mama mal hecha”, advierte el cirujano.

¿Cuándo someterse a una operación estética?

Los límites siempre tiene que marcarlos el profesional, valorando las motivaciones que conducen al paciente para evitar que el riesgo sea superior al posible beneficio derivado de la cirugía. Estas motivaciones se pueden dividir en externas (evitar un prejuicio étnico, miedo a la discriminación por la edad, presión familiar, padres o jefes) o internas (emociones como complejos, ansiedad, temor o simplemente verse o sentirse mejor). Todo ello, así como las circunstancias o las posibilidades de éxito deben ser valoradas por el paciente y el médico, debe prevalecer el sentido común y la profesionalidad para evitar resultados indeseados debido a expectativas infundadas, no valoradas médicamente o promesas que no se pueden cumplir. “De ahí que sea tan importante que atienda un profesional médico en la primera visita”, alerta el especialista en cirugía plástica.

No hay que olvidar que este tipo de intervenciones son actos médicos y solo aquel que esté especializado sabrá dar el mejor consejo al paciente, podrá prevenir complicaciones (por ejemplo, valorar los antecedentes o posibles reacciones) y sabrá actuar debidamente si las hubiera”, recuerda el doctor Benito. Por otro lado, en todos los casos de cirugía estética, es importante tomarse un periodo de reflexión tras hablar con el especialista para estar convencido de lo que se va a realizar.

¿Me lo cubre la Seguridad Social?

Aunque la toxina botulínica o el ácido hialurónico se utilicen en el sistema nacional de salud, esto no quiere decir que cubra las intervenciones de medicina estética, si no hay un motivo médico que lo justifique. Respecto a la cirugía, siempre que se trate de cirugía reconstructiva o reparadora, debido a una enfermedad, por una cirugía (por ejemplo, la de mamas tras un cáncer) o una malformación, incluso si un problema estético ocasiona un trastorno psicológico demostrable, la Seguridad Social puede hacerse cargo de la intervención.

¿ Qué es la ginecomastia?

drceballos No Comments
1140-gynecomastia-facts-and-surgery-esp.imgcache.rev882f15a66a69adb993eac947a5226ff1

La cirugía mamaria ha dejado de ser un terreno exclusivo de las mujeres en España. En cuatro años, se han duplicado las intervenciones en mamas masculinas hasta convertirse en la cirugía plástica más demandada por ellos, según la última encuesta de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre). Aunque, a diferencia de las mujeres, los hombres no recurren al bisturí para aumentar su volumen, sino para reducirlo y resolver su último tabú estético: tener mamas similares a las de una mujer o ginecomastia.

En poco tiempo, esta cirugía se ha convertido en la estrella de las intervenciones masculinas. En 2013 ocupaba la cuarta posición entre las operaciones más realizadas a los pacientes masculinos, pero hoy es la primera. Por delante de la remodelación de nariz o la eliminación de las bolsas de los ojos o blefaroplastia, hasta la fecha una de las más demandadas.

Consumo de esteroides

Las glándulas mamarias masculinas aumentan con la edad a partir de los 60 años o con el sobrepeso. Puede haber un origen médico y antes de acudir al cirujano plástico conviene descartar la existencia de alguna patología endocrina. Pero su incremento también está relacionado con el consumo de marihuana y de ciertos medicamentos, sobre todo, por el consumo de anabolizantes esteroideos, utilizados para mejorar el rendimiento físico y el aspecto físico. Con los esteroides, la masa muscular aumenta y se define el pectoral. A cambio, deja como efecto secundario el aumento de la mama. Basta con suspender su consumo para volver a la normalidad, aunque puede no ser suficiente y la cirugía se convierte en la única opción.

La mama crece cuando dejan de pincharse anabolizantes y cesa la musculación. Se forma un remanente de grasa y glándula. Para no recurrir al bisturí, la grasa se puede eliminar con una liposucción en el pecho. «Estos suelen ser los casos más sencillos. Si no es suficiente, hay que recurrir a una mastectomía y eliminar la glándula mamaria.Son intervenciones más complejas. El hombre acepta peor las cicatrices y obliga a camuflarlas y dejar el pecho completamente plano», explica la cirujana plástica Ainhoa Placer, vocal de comunicación de la Secpre.

Fuente: ABC

Casi 400.000 operaciones de cirugía estética se realizan al año en España

drceballos No Comments
Cirugía Estética

Casi 400.000 personas se sometieron a alguna operación de cirugía estética en España el año pasado, según datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). El lifting, una de las técnicas más populares en el mundo para mitigar los signos de la edad en el cuello y el rostro, continúa siendo el tratamiento más solicitado, ya que tiene una duración de entre 10 y 15 años.

España es el primer país de Europa y el cuarto del mundo –solo por detrás de EEUU, México y Argentina– en operaciones de cirugía estética, con casi medio millón de intervenciones al año. Esta cifra se ha ido incrementando entre un 8% y un 10% anual.

Ante el aumento de la demanda de estas intervenciones, las asociaciones de pacientes y expertos de este sector consideran que la sociedad hace frente a las operaciones de estética de manera frívola, sin considerar si son necesarias o no, y advierten de la proliferación de clínicas clandestinas que ponen en riesgo la vida de los pacientes.

La mayor demanda son los implantes mamarios

Los mayores demandantes de operaciones de cirugía estética son las mujeres de 22 a 45 años. Su cota máxima llega en los meses de primavera y supone entre el 20% y el 30% de las intervenciones de aumento mamas, cirugía abdominal y liposucciones. Los implantes mamarios, con la venta de unas 30.000 prótesis estéticas el año pasado, es el mercado que ha experimentado mayor demanda.

Las mujeres son quienes generan la mayor parte del gasto del sector, con el 80% de la demanda de las operaciones de estética. Las más solicitadas son la lipoaspiración o modelaje corporal, el aumento de pecho y la cirugía de párpados, que elimina la mirada cansada y hace desaparecer las bolsas y la piel flácida que rodea a los ojos.

Predominio de rinoplastias e implantes de pelo en los hombres

Entre los hombres, la operación más demandada es la rinoplastia –entre los más jóvenes– y los implantes de pelo o cirugía de párpados, a partir de los 30 años. Estas intervenciones ya suponen el 20% del total.

Los varones mayores de 50 años se operan por el aumento anormal de las mamas (ginecomastia); para realzar los rasgos varoniles mejorando el contorno de la mandíbula con implantes de pectorales (se utiliza un gel de silicona más consistente que el de aumento de los senos femeninos), y para un agrandamiento de los glúteos (gluteoplastia).

Crece la cifra de intervenciones no invasivas

Los tratamientos estéticos no quirúrgicos han aumentado cada año. España se sitúa el tercer país de la Unión Europea con más infiltraciones de Bótox, solo por detrás de Inglaterra y Francia, según la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME). Los más solicitados para disimular el paso de los años son los relacionados con las arrugas, obesidad y alopecia. Los consumidores son en su mayoría mujeres y hombres de entre 40 y 50 años y son el 40% de los usuarios de este tipo de medicina estética.

Actualmente existen tres intervenciones no invasivas para luchar contra el envejecimiento cutáneo sin pasar por el quirófano: las infiltraciones subcutáneas –ácidos, bótox o rellenos permanentes–, que han crecido hasta un 50% en los últimos dos años; la radiofrecuencia, indicada para tratar la celulitis, y la luz pulsada (IPL) y los tratamientos con láser para eliminar las arrugas, manchas de la piel y para la foto depilación.

Las mejores estaciones para la cirugía plástica

drceballos No Comments
tendencias_cirugia

Saber elegir el momento adecuado para una intervención de cirugía plástica es algo importante pero, ¿sabemos cuándo es la mejor época?

Y es que, aunque no existe una fecha exacta que se considere mejor que otra, si que es más común el aumento de pacientes durante la temporada de otoño-invierno frente al verano. Este es un dilema al que se enfrentan muchas personas cuando consideran la posibilidad de someterse a una intervención de la cirugía plástica: saber cuál es la mejor época del año para realizar el procedimiento.

Una de las condiciones es que durante el invierno hay menos horas de luz y el sol no es tan intenso como en verano

Pensando lógicamente, en verano es cuando la mayoría de las personas quieren mostrar su cuerpo y verse atractivos, entonces teniendo eso en mente, podríamos decir que los meses de otoño e invierno son los mejores momentos para someterse a una cirugía estética.

No obstante, no debemos olvidar, que la cirugía estética debe utilizarse y acudir a ella para restaurar la confianza y mejorar la belleza natural de uno mismo. Para ello, cualquier época del año puede ser perfecta, pero conozcamos porque tantas personas eligen realizarse las intervenciones de cirugía estética durante los meses de otoño e invierno.

1. La recuperación puede ser más sencilla.

Procedimientos como la Liposucción, la abdominoplastia o los implantes mamarios, cuya recuperación es más prolongada, hace que muchos pacientes se planteen la posibilidad de realizar o no esta intervención. Siempre va a ver un periodo de recuperación más o menos prolongado que no podemos evitar, salvo que nos sometamos a otros procedimientos de medicina estética como podría ser el botox o los rellenos faciales.

Sin embargo si tenemos que someternos a un procedimiento o intervención que requiera una recuperación algo más prolongada, entonces los meses fríos del invierno van a ser los más adecuados.

2. Pasar desapercibido

Como todos sabemos los meses más fríos del año llevamos mayor cantidad de ropa, poder esconder los vendajes o fajas se convierte en una tarea mucho más sencilla. Es interesante tener en cuenta esto si no quieres que la gente sepa que has pasado por el quirófano.

3. Una gran excusa para descansar

Aquellas personas que tienen una vida estresante, pueden emplear este tiempo de recuperación para relajarse en la comodidad del hogar y escapar del estrés. El trabajo, los atascos de las ciudades etc. Durante el invierno es más sencillo organizarse los horarios y permanecer en casa relajado, lo que va a permitir un descanso y una recuperación apropiados. Si tienes hijos asegúrate de que están en la escuela durante la recuperación.

4. Podemos evitar el sol más fácilmente

Todos sabemos que el sol puede ser dañino para la piel, especialmente cuando nos estamos recuperando de una intervención quirúrgica. Demasiada exposición al sol puede aumentar el tiempo de recuperación ya que la herida tardaría más en cicatrizar, además de que puede provocar infecciones e incluso en algunos casos dejar las cicatrices permanentes.

Durante el invierno hay menos horas de luz y el sol no es tan intenso como en verano. Estas condiciones junto con el hecho de que la mayoría de las personas pasamos más tiempo en casa, nos va ayudar a garantizar que la exposición al sol sea la mínima.

5. Un regalo de belleza y cuidado personal.

Para muchas personas las vacaciones en invierno son una buena elección. Por tanto no es raro que en ocasiones, aprovechemos esta época para hacer un regalo especial a nuestra pareja o algún familiar para que se sometan a una intervención de cirugía estética, para resolver algún aspecto que quieran corregir, como puede ser una rinoplastia o un lipoláser para reducir la grasa acumulada.

 

La rinoplastia va en aumento

drceballos No Comments
octubreceballos

La operación estética de nariz ha logrado situarse como la segunda en popularidad solo por detrás de la cirugía de aumento de senos.
 Durante los últimos años se ha experimentado un aumento significativo de las operaciones de cirugía estética. La preocupación por la imagen física y la mejora de las técnicas quirúrgicas han logrado que cada vez más personas se interesen por la cirugía plástica. De entre todas las intervenciones posibles, algunas han sufrido un mayor ascenso que otras. Como es el caso de la conocida rinoplastia, de la que cada año se llegan a producir más de 200.000 operaciones.

Las cifras aumentan si se tienen en cuenta los rangos de edad de los pacientes. Y es que esta intervención es la más popular entre las personas de 20 a 45 años de edad, por todas sus ventajas y escasos inconvenientes. El beneficio más evidente es la posibilidad de disfrutar de una renovada y mejorada imagen facial a través de una sencilla intervención que logra equilibrar las facciones del rostro y armonizar el conjunto.

La rinoplastia se sitúa por lo tanto como la segunda opción escogida por los pacientes de cirugía estética. En el primer puesto del podio se mantiene el aumento de pecho o mamoplastia, al que cada año se someten miles de mujeres. También destacan otras intervenciones como el lifting facial o la lipoescultura, pero siempre en cifras mucho menores que las anteriores.

Cómo se realiza la rinoplastia

La operación de nariz es en la actualidad sencilla y segura si se realiza en una clínica adecuada. La duración de la misma no sobrepasa las dos o tres horas, y, aunque se realiza con anestesia general, la recuperación no se alarga demasiado en el tiempo. Una vez realizados todos los controles sanitarios previos, el paciente se anestesia y se procede a la intervención según la técnica elegida.

Con la operación finalizada y dependiendo de las características, el paciente puede pasar una noche ingresado o irse a casa. Por lo general, en un par de semanas es posible hacer vida normal, aunque manteniendo algunas precauciones durante un tiempo. Además, los cambios se pueden observar desde el primer momento y mediante la intervención es posible corregir problemas nasales que van más allá de la estética.

La SECPRE pide a los pacientes que se aseguren de la titulación de los cirujanos plásticos

drceballos No Comments
mentoplastia-cirurgua-630x347

Un mínimo de doce años de formación es la que reciben los profesionales que obtienen el título de “Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora”. Estos se resumen en seis para la obtención de la licenciatura en Medicina, otro año para preparar el MIR, y cinco para como médicos residentes en un hospital acreditado.  Sin embargo, existen personas que realizan intervenciones de cirugía estética sin estar acreditados, ni con esta formación, ni por tanto, con el único título oficial y homologado en España para realizar una intervención de este tipo.

Es por ello que desde la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), han puesto en marcha la campaña #Pidenoseltitulo, con la que quieren que los pacientes certifiquen  la titulación de los especialistas, antes de someterse a una intervención estética.

Como su denominación indica, la especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora tiene dos vertientes: la Cirugía Estética, cuya finalidad es estética o de forma, y la Cirugía Reparadora, cuya finalidad es, además, de función (corrección de malformaciones congénitas, secuelas de traumatismos o tumores, tratamiento de quemados, etc.), por lo que la mayor parte de las intervenciones correspondientes a esta última están cubiertas por el Sistema Nacional de Salud.

Diferentes intervenciones

Para informar a los propios pacientes,  desde la SECPRE pretenden usar los hashtags #CirugiaPlastica y #Pidenoseltitulo, para aclarar cuáles son las diferentes intervenciones quirúrgico-estéticas a las que pueden recurrir y por qué un profesional con el título de “Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora” está capacitado para realizárselas con las máximas garantías de seguridad y calidad, al haber recibido formación específica sobre  todas ellas.

Todo ello para aclarar que aunque, por una simple cuestión de economía del lenguaje, los poseedores del título de “Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora” suelen referirse a sí mismos como “cirujanos plásticos” o -si realizan, sobre todo, intervenciones con finalidad estética- “cirujanos estéticos”,  no por ello hay que confundirlos con especialistas sin título homologado. Así, insisten en que esto no quiere decir que existan ni la “especialidad de Cirugía Estética”, ni el título de “Médico Especialista en Cirugía Estética”, ni tantas otras supuestas especialidades o títulos que incluyen, junto a “Cirugía”, las palabras “Plástica”, “Estética” o “Cosmética” en su denominación.

Asimismo, desde la SECPRE recuerdan que los médicos que se forman como especialistas en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora en España se encuentran entre los mejores números en el examen MIR y que las plazas de Médico Interno Residente correspondientes a esta especialidad son de las primeras en agotarse.

Fuente: El Médico Interactivo

Eliminar las manchas en la piel después del verano

drceballos No Comments
ceballossep

El verano es maravilloso hasta que nos damos cuenta de lo que ha ocasionado en nuestra piel. Y es que, la exposición solar sin protección durante la época estival puede provocar manchas, que aparecen o se oscurecen de forma típica después de estas fechas.

Sin embargo, existen soluciones que podemos aplicar tanto en casa como a nivel profesional y médico para eliminar las manchas, vamos a conocer los distintos tipos ya que cada uno requerirá un tratamiento diferente para que sea eficaz.

1. Efélides o pecas. Típicas de fototipos claros como rubios y pelirrojos. Se localizan normalmente en zonas expuestas al sol, tienden a aumentar su número y a oscurecerse con la radiación UV. Durante el invierno pueden atenuarse e incluso, algunas de ellas, desaparecen.

2. Lunares o nevus. Tienen un componente genético y pueden ir apareciendo nuevos a lo largo del tiempo. Aunque pueden sufrir modificaciones de color y tamaño a lo largo de los años, es aconsejable revisarlos de forma periódica. No se debe emplear tratamientos despigmentantes ni en lunares ni en pecas, pero es imprescindible una fotoprotección adecuada según el fototipo, exposición al sol y tipo de piel.

3. Léntigos solares. Aparecen asociados al fotoenvejecimiento, es decir, aumenta su aparición con la edad y los efectos acumulados de la radiación ultravioleta en las zonas más expuestas al sol (rostro, escote, manos y cuero cabelludo). Suelen tener una forma redondeada y bien definida, son benignos pero pueden volverse malignos de forma ocasional. En su tratamiento se utilizan despigmentantes tópicos con principios activos como el retinol y se puede combinar con láser específicos o nitrógeno líquido. Además de la fotoprotección adecuada, se recomiendan siempre antioxidantes.

4. Pigmentación postinflamatoria. Aparece de forma secundaria a una inflamación de la piel. En estos casos, deberemos prevenirlas empleando protección solar específica, por ejemplo para el acné, o si nuestro problema es una alergia cutánea, un filtro mineral. Son las más complicadas de eliminar pero los mejores resultados se pueden conseguir con retinoides y ácido kójico.

5. Melasma. Se trata de un tipo de hiperpigmentación que suele surgir en el rostro formando paños en mejillas, frente y/o labio superior. Está relacionado con alteraciones hormonales (embarazo, tratamiento con anticonceptivos orales) y la exposición solar. Para evitar o minimizar su aparición hay que emplear una adecuada protección solar y tratamientos cosméticos preventivos. Una vez están instaladas, aunque consigamos atenuarlas mediante peelings químicos, láser o IPL, debemos mantener el tratamiento preventivo puesto que tienden a volver a oscurecerse.

En este sentido, es importante señalar que no todas las manchas se pueden eliminar, pero sí podemos mejorar su apariencia con soluciones domiciliarias, y a nivel estético y médico. La mejor defensa contra ellas es la prevención, en primer lugar mediante la fotoprotección, tanto tópica como por vía oral. En segundo lugar, neutralizando los daños de los radicales libres con cosméticos a nivel tópico como la vitamina C, el ácido ferúlico o la phloretina.

Una vez eliminadas, las manchas pueden volver a aparecer u oscurecerse y algunos de los tratamientos utilizados para hacerlas desaparecer son muy potentes, pudiendo incluso ocasionar reacciones de fotosensibilidad o hiperpigmentación postinflamatoria si no somos estrictos con la protección contra la  radiación UV.

Fuente:estetic.es

 

Aumentan las operaciones de cirugía estética facial después del verano

drceballos No Comments
Face before plastic surgery operation

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) ha constatado un repunte de las intervenciones de cirugía estética facial tras el final de las vacaciones de verano y aseguran que se prolongará hasta las de Navidad, estando entre las más demandadas los tratamientos antiarrugas, el lifting y la cirugía de párpados.

SECPRE atribuye este aumento de cirugías tras las vacaciones estivales a diferentes motivos, y es que tanto el factor psicológico post-vacacional con la vuelta al trabajo, como a una mayor visibilidad de las arrugas al desaparecer el moreno causado por el sol o la proximidad de las vacaciones navideñas, son causantes del incremento de intervenciones de cirugía estética después de las vacaciones de verano.

Ante el repunte de estas intervenciones durante los próximos meses, la SECPRE ha preparado una serie de recomendaciones a los pacientes que estén considerando la posibilidad de someterse a alguna de ellas.

En primer lugar, aconsejan a los pacientes asegurarse de que el médico que les atiende cuenta con la titulación oficial de Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, por lo que se debe solicitar que les muestre alguna acreditación al respecto si es preciso. Igualmente, que la intervención se realizará en un quirófano de un centro hospitalario o en una clínica con todos los recursos necesarios.

Del mismo modo, defienden que las expectativas tras la operación que el especialista les transmita deben ser “reales” después de un riguroso análisis previo, y en consonancia con sus características morfológicas y anatómicas de cada paciente. En este sentido, Cristino Suárez, presidente de la SECPRE, defiende que “como cada rostro presenta unas características únicas, nunca deberían solicitarse al cirujano plástico (ni éste admitir la solicitud) los rasgos físicos de otra persona”, aunque se debe partir de una premisa universal que en el mundo de la cirugía estética debe ser casi considerada como un mandamiento, y es el hecho de considerar “la belleza como un concepto absolutamente subjetivo”. Sin embargo, por parte del especialista, este, debe ser sincero con “las expectativas transmitidas al paciente”, ya que “pueden y deben ser objetivas”.

Además, recuerda que tras la intervención hay un postoperatorio que puede durar unos 21 días y afectar a tejidos blandos, cutáneos y músculos. De hecho, defienden que muchos personajes famosos intervenidos de cirugía facial no respetan este plazo antes de dejarse ver en público y podría ser la causa de que salgan a la luz cambios aparentemente radicales en sus rostros que pasado el tiempo resultan más naturales.