ProcedimientoLa intervención consiste en colocar un implante de gel cohesivo de silicona la mayoría de las veces bajo el músculo pectoral mayor a través de una incisión en el borde inferior de la areola o sobre el surco submamario. El implante puede ser redondo o en forma de pera (anatómico), según las características físicas del paciente y de sus preferencias estéticas. El tamaño y la forma final del pecho se diseñan tras una minuciosa medición del tórax que se realiza en consulta antes de la operación. No afecta a la futura lactancia. No se espera que los implantes duren toda la vida, y a medio plazo (10-15 años) es previsible su recambio. El índice de complicaciones como el encapsulamiento, actualmente es del 2 -4% de los casos.

Anestesia: Local con sedación.

Duración: 1 – 2 horas.

Postoperatorio esperado: Es normal que las mamas se muestren tensas e inflamadas durante la primera semana para tener un aspecto y tacto natural a partir de la 3ª semana. En la mayoría de los casos se deja un drenaje aspirativo que se retira al 2º -3º dia. Las cicatrices se harán imperceptibles en unas cuantas semanas, y se puede incorporar a las tareas habituales a los 15 – 21 días.

Imagen antes de la intervención Imagen después de la intervención

Descarga el PDF completo con todos los ejemplos de aumento de mamas 

ProcedimientoLa intervención consiste en extirpar la glándula mamaria sobrante y al mismo tiempo recolocar en una posición conveniente. La forma de las cicatrices dependen de la cantidad de piel y glándula resecadas, y en la mayoría de los casos será en forma de ancla o de “T” invertida. La lactancia puede verse afectada por razones obvias. Las pacientes fumadoras tienen mucha mayor incidencia de complicaciones como cicatrices inestéticas o necrosis de areola.

Anestesia: General. Se requiere una noche de ingreso hospitalario.

Duración: 3 horas.

Postoperatorio esperado: Es normal que las mamas se muestren tensas e inflamadas durante las dos primeras semanas para tener un aspecto y tacto natural a partir de la 4ª semana. En la mayoría de los casos se deja un drenaje aspirativo que se retira al 2º -3º dia. Las cicatrices se mostrarán enrojecidas durante los primeros 6 meses e irán mejorando hasta adquirir el mismo tono de color que el resto de la piel a partir del año. También es normal que se exteriorize algún punto de sutura bajo la piel en el surco submamario. Se requieren curas y cambio de apósitos frecuentes durante los primeros 15 días. La reanudación de tareas habituales se puede hacer a partir de la 3ª semana.

Imagen antes de la intervención Imagen después de la intervención
ProcedimientoLa intervención consiste en extirpar la piel sobrante y al mismo tiempo recolocar la glándula en una posición y forma conveniente. La forma de las cicatrices dependen de la cantidad de piel resecada, y en la mayoría de los casos será en forma de ancla o de “T” invertida. La lactancia puede verse afectada por razones obvias. Las pacientes fumadoras tienen mucha mayor incidencia de complicaciones como cicatrices inestéticas o necrosis de areola.

Anestesia: General. Se requiere una noche de ingreso hospitalario.

Duración: 3 horas.

Postoperatorio esperado: Es normal que las mamas se muestren tensas e inflamadas durante las dos primeras semanas para tener un aspecto y tacto natural a partir de la 4ª semana. En la mayoría de los casos se deja un drenaje aspirativo que se retira al 2º -3º dia. Las cicatrices se mostrarán enrojecidas durante los primeros 6 meses e irán mejorando hasta adquirir el mismo tono de color que el resto de la piel a partir del año. También es normal que se exteriorize algún punto de sutura bajo la piel en el surco submamario. Se requieren curas y cambio de apósitos frecuentes durante los primeros 15 días. La reanudación de tareas habituales se puede hacer a partir de la 3ª semana.

Imagen antes de la intervención Imagen después de la intervención

 

Video explicativo reducción de mamas.