Ahora que las redes sociales son parte fundamental de nuestra forma de relacionarnos, la imagen se ha convertido en una cuestión prioritaria. Por ello, es muy común ver a creadoras y creadores de contenido promocionar en sus perfiles todo tipo de intervenciones estéticas para alcanzar el aspecto deseado. Uno que sea lo más similar posible a los filtros de belleza de Instagram: ojos rasgados, narices finas, pómulos elevados y carrillos hundidos.

Los influencers que promocionan procedimientos con riesgos para la salud no es nueva. Sin embargo, la doctora Nélida Grande, vicepresidenta de cirugía estética de la Sociedad Española de Cirugía Plástica (SECPRE), señala los peligros de su normalización. «Incluso se ha superficializado, y no deja de ser una cirugía»

Instagram es la segunda red social favorita del público, solo por detrás de WhatsApp, ambas propiedad de Meta, antes Facebook. La plataforma es visitada globalmente por más de 1.000 millones de personas cada día. TikTok, por su parte, es la red predilecta de los adolescentes, el grupo que más tiempo pasa en internet. Siendo las chicas adolescentes las que más horas dedican a las redes sociales. Por eso, no podemos obviar el efecto que lo que se publica en ellas tiene sobre nuestros hábitos. Sobre todo en el caso de las personas más vulnerables.

El doctor José Ángel Lozano, cirujano estético plástico y vocal de ética de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP), afirma que “la presión social por estar perfecto hace que la afluencia de adolescentes a nuestras consultas cada día sea mayor”. Este experto declara que “las intervenciones de cirugía estética en menores de edad suponen un 1,7 % de las realizadas en el país”. Una situación que entraña muchos peligros. Peligros que no afectan exclusivamente a menores de edad, aunque puedan revestir más gravedad en esos casos.

Esta obsesión por perfeccionar partes cada vez más pequeñas de nuestro cuerpo y, especialmente, de nuestro rostro puede tener graves consecuencias psicológicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.